Etiquetas

, , ,

forb_tuentiCuando se trata de relacionar redes sociales con jóvenes menores, gran parte de las referencias que se obtienen son tan negativas que entran ganas de salir corriendo a alejar a todo niño o adolescente de cualquier aparato que tenga conectiviad.

 

Los responsables de esta visión que se tiene de las redes sociales son, por un lado, los medios de comunicación, que generalmente suelen crear alarma social ante casos de acoso (ciberbullying), engaños y abusos (grooming), y en definitiva, cualquier noticia negativa que surja alrededor de las redes sociales en relación con menores y pocas veces se oye hablar en positivo de ellas; por otro lado, los educadores, padres y responsables de la educación de los niños, que muchas veces, por el propio desconocimiento, ven en ellas un demonio que no es más que un enemigo al que tienen miedo de superar.

Es cierto que existen casos negativos y hay que combatirlos con fuerza, hay que estar vigilantes en todo momento de la seguridad de los menores, y al igual que intentamos conocer y cuidar de la vida y relaciones analógicas, debemos intentar conocer y cuidar de la vida digital.

La manera de combatir los peligros que pueden conllevar las redes sociales, e Internet en general, comienza con la educación de los que tenemos la responsabilidad de velar por la seguridad de nuestros hijos y alumnos, acompañarles también en su vida digital, e incluso usar las redes sociales como aliadas.

Por eso, os invito a ver los “video-consejos” de Pantallas Amigas, leer los “Consejos para el uso de Internet para menores” de Segu Kids o echar un vistazo a las recomendaciones y consejos para menores del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado.

 

¿Se os ocurre alguna manera mejor de luchar contra las redes sociales y sus peligros? En un futuro, no muy lejano, os hablaré de las redes sociales como entornos de apoyo a la educación.

Anuncios